miércoles, 26 de noviembre de 2008

RELIEVE CONTINENTAL



Dentro del relieve continental se diferencia una gran cantidad de tipos diferentes de formaciones. Las principales son: Montaña: Elevación rocosa de la superficie terrestre de forma cónica. Las más antiguas son bajas y redondeadas debido al desgaste que han sufrido durante el tiempo. Las más nuevas, son altas y puntiagudas. Llanura: Terreno plano y extenso con escaso desnivel que se ubican a una altura menor de 200 metros respecto del nivel del mar. Surgieron por evaporación de algunos lagos, el alejamiento de los mares o la sedimentación de sustancias arrastradas por los ríos. Plenillanura: Ondulación suave del terreno que no superan los 400 metros. Son un punto intermedio entre las llanuras y las mesetas. Surgen de un intenso desgaste de las montañas. Meseta: Terreno plano y extenso ubicado a alturas de más de 200 metros sobre el nivel del mar. Se formaron por la erosión de las montañas o el levantamiento del terreno, en forma menos brusca que las montañas. Altiplano: Meseta situada gran altura, que suelen estar limitadas por montañas. Valle: Depresión de forma alargada limitada por montañas generalmente recorridas por un río. Depresión absoluta: Area bajo el nivel del mar en tierra emergente. Como tipos secundarios de relieve se define: Macizo: Conjunto de montañas muy elevadas. Cordillera: Cadena montañosa de considerable altura y longitud. Nudo: Lugar donde se encuentran dos o más sistemas de montañas. Sierras: Cadena montañosa baja y de mediana extensión. Cerro: Elevación aislada de poca altura. Colina: Elevación redondeada de menos de 400 metros de altura. Lomada: Ondulación del terreno de poca altura. Duna: Colina de arena formada por acción del viento. Cañón: Depresión abrupta de paredes casi verticales en terrenos montañosos.
Relieve oceánico o de tierras sumergidas
El relieve oceánico es mucho menos irregular que el relieve continental debido a que no actúan sobre él los agentes externos. A medida que aumenta la profundidad también crece la quietud de las aguas. Costa: Línea de contacto de la superficie continental y el mar. Plataforma continental: Continuación del declive del continente que se encuentra bajo las aguas oceánicas hasta una profundidad de 200 metros. Su extensión depende del relieve continental. La plataforma es amplia cuando es continuación de una llanura y estrecha cuando lo es de un relieve montañoso. Borde continental: Punto donde la plataforma continental cae abruptamente formando el talud continental. Talud continental: Pendiente en forma de barranca que llega al fondo oceánico. Forma la pared del continente. Fosa oceánica: Cavidad estrecha y alargada en el fondo oceánico que presenta las mayores profundidades. Fondo abisal: Llanura que forma el fondo oceánico. Dorsal oceánica: Cordillera submarina que dividen las cuencas oceánicas.